Publicado el

La primera comunión del celíaco

drawps rellenos de crema

Mayo es el mes por excelencia de los celíacos. Según la zona, el día del celíaco se celebra el 5 o el 27, y como nos gusta más una fiesta que cualquier otra cosa, nos apropiamos del mes entero y declaramos mayo como el mes del celíaco. En nuestra cultura, algo que sin duda es también el mes de mayo es el mes de las comuniones. Esta celebración católica supone para las familias creyentes un importante momento en sus vidas religiosas, y ninguno de ellos tiene por qué renunciar a ella por la celiaquía. Hacer la primera comunión sin gluten es cada vez más fácil, así que si a alguno de tus hijos celíacos les toca hacer la comunión este mes, prepárate para disfrutar la fiesta como cualquier otro.

La primera comunión de cualquier persona es algo muy personal: cada familia elige cómo, cuándo y cuánto quiere celebrarlo, así que también veremos de qué diferentes maneras podemos organizar el evento para que simplemente nos dediquemos a disfrutar del gran día.

¿Se puede comulgar siendo celíaco?

La Conferencia Episcopal es muy tajante en este sentido: en la práctica litúrgica se cita “Tomad y comed todos de él”, por lo que los párrocos han de facilitar en todo momento la comunión de los creyentes celíacos que deseen acceder a ella.

Cómo comulgar siendo celíaco

La legislación sobre la materia de la Eucaristía establece que “la materia para la confección de la Eucaristía es el pan de trigo y vino de la vid“. Durante mucho tiempo, esto supuso una especie de “vacío legal” para el colectivo celíaco, ya que las únicas hostias que había disponibles estaban hechas de fécula de patata. Por ello, había párrocos que no querían administrar la hostia de patata y otros a los que no les importaba. A día de hoy se elaboran también con almidón modificado de trigo sin gluten, por lo que es perfectamente factible comulgar con la forma de la hostia. Además, en el caso de no poder ofrecer la hostia sin gluten por no disponer de ellas, el celíaco podrá comulgar bajo la forma del vino.

cuscús-sin-gluten-singlutenismo

Precauciones para tomar la comunión sin gluten

Ante todo, debemos hablar con el párroco con la suficiente antelación para hacerle saber que el niño celíaco necesitará una forma sin gluten. Además, si en la familia hubiera otras personas que también quisieran comulgar, será importante hacérselo saber para que pueda prever el número de formas necesario.

La Conferencia Episcopal aconseja que sean los propios celíacos quienes le proporcionen al sacerdote las formas necesarias. Estas formas se pueden conseguir en tiendas especializadas, en el Apostolado Litúrgico de Madrid e incluso en muchas ocasiones las asociaciones de celíacos las tienen disponibles para sus socios. Estas hostias se guardarán en una píxide cerrada independiente de las hostias con gluten y que sea fácilmente reconocible para que no haya ninguna confusión.

Además, deberemos acordar con el párroco cuál será la manera más segura de la administración de la comunión:

  • El párroco se lavará las manos antes de darle la hostia al celíaco. En este caso, es más cómodo que el celíaco sea el primero en recibir la comunión.
  • La hostia podrá ser suministrada por otro sacerdote que acompañe la misa y no haya entrado en contacto con las hostias con gluten.
  • En el caso de comulgar bajo la forma del vino, se preparará un cáliz independiente y tapado con un purificador distinto y sobre el cual no se haya partido ningún pan eucarístico común.

Ante todo, normalidad

Es importante que, tanto en los momentos previos como en la misa, el niño celíaco se sienta perfectamente integrado y tanto él como sus compañeros reconozcan en estos cuidados una situación de normalidad. Es bueno transmitirle a los niños con suficiente antelación (en la catequesis, por ejemplo) que debemos acoger con cariño y comprensión estas necesidades de los compañeros celíacos, ya que no sólo se dan en el momento de la comunión, sino también en la práctica totalidad de los actos sociales.

tarta-de-chocolate-y-nata-sin-gluten-y-sin-leche-singlutenismo

La fiesta de la comunión

Una vez pasado el ritual religioso, como comentaba al principio cada familia escoge cómo quiere celebrar este día tan especial para ellos. Aquí te dejo algunas ideas de celebraciones y cómo afrontarlas en el caso de las familias celíacas.

El gran banquete

Son muchas las familias que hacen de la primera comunión una celebración similar a una boda. Preparar un menú sin gluten para todos dependerá especialmente del local que elijamos para la ocasión. En muchos casos, encontraremos sitios que lo hagan todo sin gluten, de tal manera que nadie se tenga que preocupar por contaminaciones cruzadas ni dolores de cabeza varios. Otras veces será posible ofrecerle a los celíacos de la familia un menú adaptado para ellos, que deberá ser lo más parecido posible al menú de todos los demás. Una solución intermedia muy fácil es elaborar todo sin gluten, pero proporcionar pan con gluten para aquellos que sí lo puedan comer. Es una manera de no encarecer mucho el evento, pero a la vez de facilitarle el trabajo al personal de cocina, especialmente cuando contamos con un número elevado de comensales.

Eso sí: si el postre de la celebración va a ser una tarta, ¡que sea sin gluten, siempre!

La reunión familiar en casa

Para quienes opten por una celebración más íntima y de comida casera, yo no me complicaría la cabeza: en mi casa cuando celebramos los cumples o Navidad siempre hacemos el mismo menú sin gluten para todos. En Singlutenismo cuentas con un montón de ideas de recetas para celebraciones, tanto de platos principales como de picoteos o tartas. Además, te recomiendo el libro de Recetas de Fiesta de Webos Fritos, que va genial para cualquier celebración. Es más: ahora que conseguimos unos panes sin gluten deliciosos, ni siquiera nos planteamos la presencia del pan con gluten. Este tipo de celebraciones no están hechas para estar en tensión, vigilando las migas o viendo con qué cuchillo se corta cada cosa. Opta por desterrar el gluten de la vida de todos por un día ¡y dedícate a disfrutar!

Y para los postres, ¿por qué no preparas una mesa dulce en un espacio chulo? Una mesa amplia, un mantel bonito, unos cuantos globos, ¡y poco más! Con una tarta en el centro, unas palomitas dulces, unas palmeritas y unas pastas lo tienes hecho.

El núcleo familiar de viaje

¿Aún no lo sabías? Son cada vez más las familias que deciden dedicar los días de la comunión a hacerse un buen viaje: algo así como una luna de miel infantil. En lugar de gastarse un buen dinero en un banquete y regalos tecnológicos, hay padres que optan por el más especial de los regalos: el tiempo. En un mundo en el que estamos tan ocupados a todas horas y tan agotados en los ratos libres, no es de extrañar que se cambie la tablet o la videoconsola por una experiencia. Puede ser el momento ideal para preparar ese viaje a Disney o a Legoland soñado. O incluso para desconectar del mundo entero y perderse con los niños en una isla paradisíaca a hacer millones de castillos de arena. Ya sabes que para estas cosas puedes organizar vuestro viaje sin gluten en tan solo cinco pasos o que incluso puedes contar con agencias de viaje especializadas en el mundo sin gluten.

republica-dominicana-sin-gluten

Dedícate a disfrutar

Lo celebres como lo celebres, céntrate en que se trata de un momento de fiesta, así que ¡disfruta al máximo del día! Sé que todas estas cosas requieren muchos preparativos y mucha previsión, sobre todo en el caso de los celíacos, pero verás cómo al final vale la pena.

¿Cómo celebras tú estos eventos?

2 comentarios en “La primera comunión del celíaco

  1. Si,Dany sigo diciendo q eres un encanto d chica,,,,me das en el clavo pq precisamente la smna pasada estuvimos viendo el tema d la comunión y me has dado 1 idea para la mesa central c la tarta y demás…??????…GRACIAS..

  2. Muchas gracias por la información, espero que el párroco nos haga caso porque es un poco especial y mayor y estas cosas no sé si las tiene en cuenta o simplemente hace caso omiso porque le complica la vida. Gracias por todo, saludos, me ha venido muy bien la información

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *