Publicado el

Leche sin lactosa y bebidas vegetales

helado-de-mango-sin-gluten-sin-lactosa

Aunque no es el propósito de esta entrada, a la hora de hablar de leche sin lactosa y bebidas vegetales tenemos que detenernos aunque sea un momento en mencionar la leche animal tradicional (con su lactosa y todo). Pocos temas objeto de debate levantan tantas ampollas como la leche. Tenemos para todos los gustos, la verdad: desde quienes mantienen que la leche es una fuente de calcio prácticamente imprescindible para la vida (cosa que muchos alérgicos, intolerantes y veganos demuestran que no es cierto o se hubieran extinguido todos) hasta quienes demonizan la leche, las supuestas hormonas que se le echan y su supuesta capacidad para producir cáncer en quien la consume.

A este respecto, me gusta especialmente el artículo de Pablo Linde en El País titulado “Cómo responder al típico que dice que la leche es mala“. No os dejéis engañar por el titular y leed con la mente abierta: citando fuentes, desmonta uno por uno varios de los argumentos por los que supuestamente no deberíamos tomar leche, es cierto. Pero tampoco hace una cruzada a favor de la leche. De hecho, dietistas-nutricionistas tan reconocidos en España como Julio Basulto explican que calcio, leche y salud ósea no son necesariamente sinónimos, y concluyen que lo importante es ingerir este macronutriente a través de alimentos saludables.

Es más: ya hace tiempo que Lucía Martínez, dietista-nutricionista y autora de Dime Qué Comes, comentó en su blog que podemos encontrar tantos argumentos científicos y contrastados a favor como en contra del consumo de leche. En su opinión, dejando las alergias y las intolerancias aparte, el consumo (o no) de leche responde más a una elección personal en base a emociones que a argumentos “científicos”.

Y lo cierto es que el consumo de esta sustancia blanquecina que rebaja nuestro café es, si lo pensamos bien, una cuestión cultural. Si realmente el consumo de leche no es imprescindible para la vida, cuando nos diagnostican intolerancia a la lactosa o alergia a la proteína de leche de vaca, podríamos simplemente dejar de consumir leche (además de otros muchos productos derivados y con trazas, claro) y ya está. Pero no: buscamos alternativas porque estamos acostumbrados a ello. Y digo más: cuando elegimos no consumir productos de origen animal, perfectamente podríamos llevarlo al extremo y olvidarnos de alternativas vegetales a la leche.

Dicho todo esto, vamos a hacer un breve repaso sobre las alternativas a la leche común, para quien decida consumirlas.

tarta-de-chocolate-y-nata-sin-gluten-y-sin-leche-singlutenismo

Qué es la leche sin lactosa

La leche común tiene un disacárido, es decir, un azúcar, formado por dos moléculas: la glucosa y la galactosa. Cuando la tomamos, una enzima naturalmente presente en nuestro intestino llamada lactasa divide la lactosa en esas dos moléculas de manera que nuestro intestino ya las puede digerir.

El problema es que los intolerantes a la lactosa no tienen la enzima lactasa para que haga este trabajo, o la tienen en poca cantidad, y por lo tanto no pueden digerir la leche común. Entonces lo que hace la industria alimentaria es introducir la lactasa en la leche, de tal manera que la división en las dos moléculas se produce en la leche y no en el intestino. El resultado es una leche sin lactosa que los intolerantes a la lactosa sí pueden digerir.

¿Es más sana o más ligera la leche sin lactosa?

Si no somos intolerantes a la lactosa, realmente para nosotros no es más sana ni, en sí, más ligera. Lo que sí es cierto es que, al hacerse ese trabajo de ruptura de la lactosa en la leche y no en el intestino, nuestro intestino tiene que, de alguna manera, trabajar menos. El problema es que esto no quiere decir que sea mejor. De hecho, la lactasa es una enzima que, si no la usamos, nuestro cuerpo deja de producirla. De tal manera que si no tenemos intolerancia a la lactosa y acostumbramos a nuestro cuerpo a no consumirla, acabará por dejar de producir lactasa. Y entonces, sí, desarrollaremos una intolerancia a la lactosa.

Además, al igual que se comprobó en personas con un autodiagnóstico de sensibilidad al gluten no celíaca, se da el caso de que no son pocas las personas que se autodiagnostican una intolerancia a la lactosa sin ningún tipo de prueba de por medio. Según diversos estudios, el efecto nocebo en estas personas es real, con el agravante de que en este caso, como comentábamos, sí que podemos desarrollar una intolerancia por prescindir de la lactosa.

tequenos-sin-gluten-singlutenismo

El papel de las bebidas vegetales

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que, según la legislación, la leche procede siempre de un animal. Si hablamos de lo que obtenemos de alimentos vegetales, preparados o no, tenemos que hablar de “bebidas vegetales”.

Las bebidas vegetales son una opción ideal para quienes quieran consumir este tipo de líquidos y no quieran o puedan consumir leches animales. Es el caso de las personas veganas y de las que tienen alergia a la proteína de la leche. Para estas personas, el mercado ofrece una amplia variedad de bebidas basadas en frutos secos, cereales, leguminosas e, incluso, frutas (como el coco).

Lo que sí tenemos que tener en cuenta es que la composición de estas bebidas no siempre es de lo más recomendable. En muchos casos, son bebidas con un alto contenido en azúcares. Si vais a optar por este tipo de bebidas, es importante que reviséis siempre el etiquetado para comprobar cuánta azúcar contienen. Y, por cierto, las si sois celíacos, tened en cuenta que las bebidas vegetales no son genéricas, por lo que deberéis siempre buscar una certificada sin gluten.

batido-oreo-sin-gluten

Además, algunas de ellas es sumamente fácil elaborarlas en casa: en muchos casos simplemente consiste en poner en remojo el fruto seco, triturar bien y aromatizar con lo que queramos, como vainilla o canela. Si duda es una opción muchísimo más recomendable y no sólo porque podemos controlar el contenido, sino que además podemos saborizarla a nuestro gusto.

¿Qué bebida consumís vosotros en casa?

5 comentarios en “Leche sin lactosa y bebidas vegetales

  1. Leche sin lactosa es la q tomó ahora desde q me operaron del estómago. Estuve años sin probar la leche porq me hacía mucho daño. ( soy celíaca y me tuvieron q operar del estómago. Ppor no dejar de tomar gluten. Cree un cáncer) ahora después de varios años empecé a tomar leche sin… Y de maravilla.

    1. Muchas veces, al principio del diagnóstico de celiaquía, tenemos que evitar la lactosa porque nuestro intestino está destrozado. Cuando el intestino se recupera, nuestro médico debe valorar si ya podemos volver a consumirla o si hemos desarrollado definitivamente una intolerancia a la lactosa. No sé cuál será tu caso, pero lo importante es sentirse bien, ya lo sabes 🙂
      Un beso y gracias por pasarte! 🙂

  2. Estimadas, hace muy poco me diagnosticaron celiaquía. Es que va de la mano de alergia a la lactosa?, o sea fuera todos los derivados. Y que sucede con la fructosa ?
    Desde ya, gracias por su tiempo.
    Saludos !

    1. Hola, Graciela!
      No: la lactosa y la fructosa no tienen nada que ver con la celiaquía. Lo que sí pasa a veces es que el intestino celíaco está tan dañado que en el momento del diagnóstico que, hasta que se recupera, algunos médicos recomiendan retirar la lactosa y/o la fructosa hasta que el intestino se recupere. Se trata de una intolerancia transitoria que, si la hay, desaparece cuando el intestino se ha recuperado. Si debes eliminar la lactosa o la fructosa de tu dieta es algo que sólo puede valorar tu médico, que conoce tu historia clínica y el estado de tus vellosidades intestinales.
      Un saludo!

  3. Acabo de descubriros y me encantaissssss. Gracias por la info tan detallada y q nos sirve de mucho.
    Mi caso es un poco especial, va en cadena:
    Diabética desde hace 32 años, hace 5 desarrollé celiaquía y ahora ya lactosa peeeero aun así siiiigo cn sonrisa, buaaaaa de esto si nos cuidamos no nos morimos asiq ánimo a tod@@@s!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *